El restaurante cuenta con distintos espacios creados y pensados a conciencia. En 2015 se llevó a cabo la reforma más significativa de su historia, que nos valió para estrenar una imagen renovada y conseguir un espacio aún más acogedor.
Pero sin perder la esencia de KE Sotogrande, con su particular barra central, el tren que recorre el establecimiento y las emblemáticas fotos de singulares visitas que visten las paredes y recuerdan parte de lo que ha sido y es KE.